Antes del injerto capilar

El antes del injerto capilar es una de las fases clave. Antes del tratamiento propiamente dicho, la persona deberá ser sometida a pruebas concretas. Este tipo de pruebas serán determinantes para certificar la idoneidad del paciente.

En algunos casos, un examen visual puede ser suficiente para informar al paciente sobre la viabilidad o inviabilidad de microinjerto. Cuando se trata de la técnica FUE, los requisitos son relativamente exigentes, pero los resultados serán a buen seguro satisfactorios.

La Extracción de Unidad Folicular consiste en la toma de folículo por folículo, de modo que sean llevados a zonas con alopecia. Serán introducidos ayudándose los cirujanos de microbisturís. Tanto este instrumental quirúrgico como otro se han mejorado con el paso de las décadas, hasta el punto de que hoy en día puede afinarse al extremo, creando verdaderas obras de arte en el campo de los injertos capilares.

En Internet hay muchas fotos con antes y después de tratamientos contra la alopecia. Solamente debe confiarse en las clínicas que puede demostrarse resultados y casos de éxito. Es importante que el paciente se informe bien de quién y cómo le va a tratar, no porque la intervención FUE o FUSS sean peligrosas, sino porque puede que no sirvan para nada y solo provoquen una pérdida de tiempo o dinero.

Una vez se le hayan descartado determinadas enfermedades o infecciones, así como de la piel o del cuero cabelludo, será candidato para el microinjerto o FUSS. Todo ello, claro está, después de haber considerado el tipo de alopecia tratable mediante algunos de los procedimientos antes indicados.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE